Notas de interés

“Nuestra psique no es precisamente idéntica con la posición de las estrellas, no se trata de vibraciones, ésta es una hipótesis ilegítima. Es mejor asumir que es un fenómeno de tiempo. El tiempo, o el momento, entendido como una peculiar forma de energía, coincide con nuestra condición psicológica.” (Seguir leyendo)

“Alrededor de los planetas que están al final de un signo pueden empezar a generarse complejos. También el grado 0 es una posición de cambio e inestabilidad potencial, pero de un carácter diferente. Algo nuevo acaba de nacer y nosotros todavía no estamos demasiados seguros de cómo encararlo.” (Seguir leyendo)

El terapeuta que toma como guía la carta natal de su paciente, leerá una serie de pautas arquetípicas o creencias que serán el material mismo de la psicoterapia. Así como el psicoanalista trabaja deconstruyendo las identificaciones con las cuales llega el analizante, (yo soy así, yo soy asá) el terapeuta que toma en cuenta a la astrología, trabajará para que estas creencias no se cristalicen en modo tal que cierren los caminos del consultante. (Seguir leyendo)

Los símbolos son tendencias cuya meta nos es todavía desconocida. Esta idea hace alusión a que ciertas ideas inconscientes delatan su presencia mucho antes de volverse conscientes mediante símbolos, que generalmente aparecen en los sueños (1) y por que no también en nuestra realidad cotidiana.  (Seguir leyendo)

“La sombra personal se desarrolla en todos nosotros de manera natural durante la infancia. Cuando nos identificamos con determinados rasgos ideales de nuestra personalidad -como la buena educación y la generosidad, por ejemplo, cualidades que, por otra parte, son reforzadas sistemáticamente por el entorno que nos rodea- vamos configurando lo que W. Brugh Joy llama el Yo de las Resoluciones de Año Nuevo.” (Seguir leyendo)

“Nuestra psique no es precisamente idéntica con la posición de las estrellas, no se trata de vibraciones, ésta es una hipótesis ilegítima. Es mejor asumir que es un fenómeno de tiempo. El tiempo, o el momento, entendido como una peculiar forma de energía, coincide con nuestra condición psicológica.” (Seguir leyendo)